Extracción de Áridos como Detonante de un Nuevo Paisaje en la Ribera del Río Maipo

FUTURIZA PANORAMA Y MATERIA
Montserrat Castro Urrutia para LOFscapes
14.08.2018


La extracción de áridos en Chile se encuentra concentrada en los principales cursos fluviales del país, dando pie a múltiples conflictos ecológicos, generando grandes impactos. Comprendiendo que el producto obtenido de este proceso corresponde a la materia prima para la construcción de edificaciones, se hace imposible pensar en detener la actividad extractiva. En este escenario y con la intención de transformar el problema en una oportunidad, se plantea la articulación de componentes productivos, ecológicos y sociales, como una solución colaborativa donde cada parte pueda verse beneficiada de la otra, sin la negación de ninguna de ellas en el territorio.  

The extraction of aggregates in Chile is concentrated in the main fluvial courses of the country, giving rise to multiple ecological conflicts, generating great impacts. Understanding that the product obtained from this process corresponds to the raw material for the construction of buildings, it is impossible to think about stopping extractive activity. In this scenario and with the intention of transforming the problem into an opportunity, the articulation of productive, ecological and social components is proposed, as a collaborative solution where each party can benefit from the other, without the denial of any of them in the territory.



La cuenca hidrográfica del río Maipo, posee uno de los principales cursos de agua del país, cruzando la totalidad de la Región Metropolitana y parte de la V y VI. El valor del recurso hídrico radica, en primer lugar, en que posibilita una gran diversidad ecológica, siendo hábitat de flora y fauna local, determinándolo como parte de los Sitios Prioritarios para la Conservación de la Diversidad (1). En segundo lugar, en que ha determinado los asentamientos humanos y, con ellos, los paños con fines productivos de la cuenca. Y en tercer lugar, el valor se despliega en el rol  ̶ y creciente potencial ̶  turístico y de ocio de su paisaje.

El río Maipo ha sido explotado productivamente a lo largo de su historia, tanto por la agricultura, la ganadería, la minería y, actualmente, por las hidroeléctricas y la extracción de áridos. Estas últimas han crecido en los últimos años, interviniendo en 37 puntos a lo largo del cauce. Específicamente, la subcuenca alta del río Maipo, comúnmente denominada Cajón del Maipo debido a su constricción topográfica y abrupto cambio de altura, es una de las zonas de mayor diversidad de ecosistemas en el río, pero también de mayor concentración de áreas de extracción de áridos. Su topografía y proximidad a la cordillera la convierten en la zona con mayor caudal de la totalidad de la cuenca, concentrando a su vez gran cantidad de sedimentos, materia objetivo de la extracción de áridos y posteriormente de la construcción. Así, el 40% de la industria extractiva del río Maipo se encuentra en solo un cuarto del largo total, provocando un cambio perceptible en el paisaje. En el banco arenero (2), lugar donde se sitúa la extracción de áridos, se destruye constantemente la vegetación riparia de borde de río, cambiando ecosistemas existentes, desechándolos y degradándolos. A lo anterior se suma una importante transformación topográfica, sacando o removiendo tierras se crea un nuevo paisaje, se abren vistas, terrazas en altura y montes. 

La actividad de extracción hoy en día no se encuentra regulada. Las consecuencias son áreas excesivamente amplias sin sistemas orgánicos y profundamente alteradas por el nivel de remoción. En el caso de la extracción de áridos en lecho de río, la actividad no sólo es invasiva bajo los términos de dimensión y volumen, sino además en escala de tiempo. Al renovarse los sedimentos con la fuerza del agua y las crecidas, la actividad productiva es permanente y perpetua. Como resultado, la sobre explotación del río Maipo se ha traducido en la disminución de la cota del lecho y la baja del fondo del río. Al no existir límites en la producción, las plantas de extracción se expanden incluso hasta áreas pobladas, quitando a su vez accesibilidad pública al río. Tampoco existe una conciencia ecológica por parte de las industrias, implementando infraestructuras mono-funcionales sin acción ecológica ni social.

Dadas las condiciones y leyes existentes para el manejo de actividades extractivas en Chile, solamente se han propuesto, por parte de las empresas, estrategias de mitigación o regulación siempre posteriores al proceso. Es decir, es ne­cesario esperar el cierre de estas actividades para poder iniciar acciones de remediación. En este escenario, cabe preguntarse: ¿Por qué no, en vez de detener el proceso productivo para la protección de la cuenca, lo hacemos partícipe de los otros procesos y dinámicas del territorio para promover las resiliencias de la ecología local? 

Una respuesta posible es entender a las transformaciones e impactos generados por las actividades productivas como nuevas posibilidades de paisaje y por lo tanto de encuentro entre sistemas naturales y cultura. La extracción de áridos en su forma actual, asociada a un proyecto de arquitectura del paisaje puede ser detonante de nuevos programas haciendo coexistir diversos tipos de producción y nuevos usos recreativos y educacionales compatibles. 

En la tesis proyectual “Redefiniendo un Paisaje Productivo: La cosecha de áridos como detonante de un nuevo paisaje híbrido en la ribera del río Maipo”, en la cual se enmarca este escrito, se promueve el reconocimiento, activación y reclamación del paisaje productivo abordando tres aspectos clave: el productivo, el ecológico y el social. Para ello, se propone replantear y reordenar la configuración espacial del paisaje productivo mediante la redefinición de sus sistemas, propiciando la recuperación ecológica del cauce del río y su vegetación riparia, reconociendo e intensificando las nuevas ecologías generadas en el lugar y finalmente creando programas múltiples y compatibles con el paisaje productivo en la forma de un parque. La inclusión del ser humano en este sistema se propone como fundamental, tanto para su protección y mantención, como para su activación turística, de ocio y recreación. Si bien se apunta a un cuidado de las ecologías, las estrategias propuestas no pretenden volver al sitio a su estado original, más bien se espera lograr una hibridación entre los paisajes antrópicos, tanto de ocio como productivos, y el ámbito ecológico. 

En síntesis, proponer una nueva articulación de lo productivo, lo ecológico y lo social en una infraestructura multifuncional, construye paisajes extractivos dialogantes con la cultura, activos en cuanto a uso público y cuidadosos con el medio físico, dando como resultado sitios positivos ya no solo en términos económicos. Así, bajo la mirada disciplinar contemporánea de la arquitectura del paisaje, es posible pensar la integración de los procesos y sistemas de un territorio como una solución a estos grandes y eternos conflictos asociados a la producción a gran escala en el paisaje.

Montserrat Castro Urrutia.Arquitecta, Magíster en Arquitectura del Paisaje, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2017. Actualmente es arquitecta en Teodoro Fernández Arquitectos.


Notas:
(1) La definición de Sitios Prioritarios para la Región Metropolitana, se realizó durante los años 2002 y 2003, definiéndose 23 sitios. Éste proceso se inició con la conformación de un Comité Operativo, coordinado por CONAMA RMS integrado por la SEREMI de Agricultura y por las Direcciones Regionales del Servicio Agrícola y Ganadero, la Corporación Nacional Forestal y el Servicio Nacional de Pesca. El objetivo de los Sitios Prioritarios es de asegurar la supervivencia en el largo plazo de la biodiversidad representativa en el ámbito de ecosistemas, especies y genes, a través de la protección de ellos. 
(2) El banco arenero corresponde a un proceso de extracción natural del árido. Mediante canales, se dirige el flujo de agua hacia el banco donde se extrae mecanizadamente el sedimento que trae el agua. Se devuelve el flujo de agua al centro del cauce. Luego, se clasifican, para posteriormente vender la materia prima.

Leyenda Imágenes:
(1) Paisajes Productivos en la cuenca del río Maipo © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(2) Pisos Vegetacionales de la cuenca del río Maipo © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(3) Abastecimiento de la construcción en la Región Metropolitana © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(4) Infografía del proceso productivo de la extracción de áridos © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(5) Áreas de extracción de áridos en el Cajón del Maipo © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(6) Catálogo analítico de las zonas de extracción © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(7) Ecologías existentes en el Cajón del Maipo que se han visto afectadas por la producción © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(8) Río Maipo en distintas épocas del año, variación de sedimentos © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(9) Tramo de estudio entre Las Vertientes y La Obra © Montserrat Castro U. para LOFscapes.
(10) Sitio de Estudio. Zona de extracción de áridos © Montserrat Castro U. para LOFscapes.