La Geometría del Instante

Verónica Aguirre L. para LOFscapes
29.12.2015


El fotógrafo Pablo Valenzuela nos presenta su obra La Geometría del Instante, una mirada fotográfica que alude a la construcción sublime y abstracta del paisaje chileno.


Confieso que siempre he sentido una gran atracción hacia la fotografía de paisaje, ya sea la desde antiguas postales hasta los monumentales paisajes de los fotógrafos contemporáneos Andreas Gursky y Olaf Otto Becher, en parte porque éstas me provocan un anhelo por viajar y ver una infinidad de lugares que probablemente, por ahora, no podré llegar a conocer. La fotografía de paisaje como género estético contiene, para mí, una riqueza inigualable, pues al ser un campo tan variado como el paisaje en sí mismo, presenta la forma que el hombre le ha dado al mundo.

Durante el transcurso de la historia, fotógrafos nos han prestado sus ojos para compartir su punto de vista sobre el paisaje. Si bien esta observación puede ser subjetiva ya que se basa en la elección de tomas o ángulos fotográficos, tipos de lentes, cámaras y momento del día, entre otros, una vez que la fotografía está hecha, ella nos muestra una porción de la realidad incomparable a cualquier otro medio artístico; independiente si observamos paisajes abstractos o aquellas imágenes que se alejan de lo figurativo para representar más bien un concepto. En este sentido, las imágenes que conservan mi interés son aquellas que se posicionan en la delgada línea entre lo obvio y lo ambiguo: aquellas imágenes que se alejan de un sentido literal, muestran una serie de capas de información y entregan un mensaje estético.

Este principio es el motor principal de la obra del fotógrafo chileno Pablo Valenzuela Vaillant (1964), quien siente una gran pasión por nuestro paisaje nacional. Su obra La Geometría del Instante se enmarca en la estética de lo sublime, concepto que aparece regularmente en textos realizados por críticos o fotógrafos, pese a que su significado ha cambiado considerablemente desde la primera vez que fue acuñado en el siglo XVIII por el escritor Edmund Burke (1729–1797) quien, básicamente, define a este paisaje como aquel tan bello que provoca una sensación de terror.

Hoy, no obstante, lo sublime se refleja cuando vemos fotografías tales como Valle del Achibueno (fig.1), Cerro Guido (fig.3) o Campo de Hielo Norte (fig.4), las que, más que una sensación de terror, provocan asombro, dado que están hechas desde temerarios puntos de vista (como grandes alturas), que resaltan los substanciales efectos del clima y que realzan la sensación de majestuosidad en un paisaje que otorga la posibilidad de un encuentro ideológico entre lo divino y lo natural.

Ahora, si bien los fundamentos conceptuales de la obra de Pablo Valenzuela no difieren mayormente de los viajeros exploradores románticos del siglo XIX, su mirada minimalista habla de una búsqueda contemporánea del concepto al crear por medio de escasas pero precisas líneas, ritmos, colores y texturas la idea de un paisaje geometrizado y alterado por el hombre, desplazando así la noción de que el paisaje extremo chileno es prístino o natural.

Geometría del Instante es la búsqueda de la forma abstracta y consciente detrás del paisaje chileno, el cual, a medida de que el fotógrafo viaja y lo observa en el tiempo en un instante decisivo lo captura y lo conquista para dar cuenta de su compleja y variada construcción.


Leyenda Imágenes:
(1) Valle del Achibueno (2009) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(2) Textura en Suelo Altiplánico (2005) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(3) Cerro Guido (2011) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(4) Campo de Hielo Norte (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(5) Estepa Patagónica (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(6) Parque Nacional Queulat (2012) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(7) Puerto Natales (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(8) Última Esperanza (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(9) Arquitectura Patagónica I (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes
(10) Arquitectura Patagónica II (2015) © Pablo Valenzuela V. para LOFscapes