Concurso de Ideas para el Cerro Santa Lucía de Santiago, Chile: Una Propuesta con Significación Histórica

Camila Medina N. para LOFscapes
14.04.2015


Pese a que la propuesta ganadora no considera explícitamente que la valoración del patrimonio puede darse también en la revitalización de los jardines, que operan como vestigios vivos de ideas anteriores, la propuesta del equipo conformado por Paula Livingstone, Javiera Jadue, Juan Hurtado y Patricio Huidobro destaca por su sensibilidad histórica, lo que se refleja en intervenciones sencillas pero radicales que dan nuevos significados al cerro mediante la asignación de nuevos nombres a los antiguos espacios y recorridos.

El 12 de marzo del 2015 el jurado evaluador del concurso de Ideas de Arquitectura y Diseño para la “Restauración y puesta en valor del Cerro Santa Lucía” dio como ganadora a la propuesta de los arquitectos del paisaje Paula Livingstone y Javiera Jadue, y de los arquitectos Juan Hurtado y Patricio Huidobro (1).

Sin duda, el principal desafío del concurso fue el emplazamiento del sitio a intervenir. El Cerro Santa Lucía es un hito complejo, cargado de historia y de múltiples connotaciones e intervenciones, que hoy dista considerablemente de aquel áspero peñón –como lo llamara Benjamín Vicuña Mackenna– desde el cual se visualizaba el llano, y de aquel belvedere estratégico que lo posicionó como el primer y último baluarte español, recordándonos mas bien a un pequeño bosque construido a partir de grietas y desfiladeros plantados y entregado a la Municipalidad de Santiago en 1874 (2). Según el dictamen del jurado, la aproximación del proyecto ganador a esta condición fue coherente, sutil, sensible y armoniosa al establecer una restauración basada en el carácter ceremonial y fundacional del cerro.

A partir de las representaciones del proyecto, es posible establecer que las estrategias fundamentales se centran en la apertura y consolidación de un borde de contención, en la definición de tres senderos con carácter específico y diferenciado, en la intensificación de áreas mediante refuerzos vegetales, en la depuración de infraestructuras como el sistema de aguas y su infiltración y, de manera notable, en el realce de los elementos rocosos que afloran como vestigios de un estado anterior. Además se propone intensificar el uso del cerro mediante la incorporación precisa, medida y tradicional de un programa variado que se adapta a las construcciones existentes y que vuelven a convertirlo en un salón abierto de encuentro social.

La referida apertura del cerro, además de activar al sitio mediante el reacondicionamiento de senderos y miradores, se refiere explícitamente al retiro de la reja que rodea al Santa Lucía, existente desde fines del 1800. Con esto se busca potenciar a los muros que contienen las laderas en su base y que generan una distancia física pero no visual con la ciudad, potenciando, en consecuencia, la característica topográfica natural del peñón. Dado que el uso de rejas en espacios públicos es una discusión inagotable, el retiro de esta filigrana es mas bien un símbolo para un sitio donde el desplazamiento, los accesos y los senderos son claros y definidos, buscando dar al espacio urbano un sentido de justicia ciudadana en una sociedad donde sitios virtuosos han de ser públicos y para todos. 

El jurado destacó igualmente la revitalización de las circulaciones y la distinción de tres recorridos –Sendero a la Cumbre, Sendero Patrimonial y Sendero de Vistas Panorámicas– los cuales articulan una narrativa al conectar elementos históricos y abrir miradores clausurados. A partir de la revisión de la propuesta de Vicuña Mackenna de 1874 se deduce que al menos dos de estos caminos encuentran su origen en el diseño del siglo XIX. Primero, el Patrimonial, que comienza en el mismo punto donde partía el Gran Camino del Oriente, acceso homónimo desde la Alameda y desde donde ascendían carruajes que llegaron a circular a una altura promedio de 40 m sobre el plano de Santiago. Segundo, el Sendero de la Cumbre, que parte en el mismo punto del Camino de los Jardines, antiguo acceso poniente al cerro desde la Alameda. En el proyecto de 1874 se menciona a su vez el Sendero de la Cascada de acceso frontal, que persiste hasta nuestros días, el cual llevaba a la terraza donde se encontraba el kiosco del Observatorio Astronómico y que en la propuesta ganadora corresponde a una terraza de restaurantes y juegos. El tercer sendero de la propuesta, sin correlación con el proyecto decimonónico, es el de las Vistas Panorámicas, el cual responde al actual carácter urbano del sitio, proponiendo rearticular conceptualmente al cerro con la ciudad para recuperar así su condición original de atalaya, anulada a causa del desarrollo de la edificación en altura.

Dado su nombre se entiende que el concurso apuntaba a restaurar el carácter arquitectónico del cerro y sus elementos construidos, algo sin duda logrado en la propuesta del sistema de circulación. Sin embargo, se anhela un pensamiento más preciso en relación a la elección del material vegetal y al rol de los jardines secuenciales asociados al recorrido propuesto, dignos también de una estrategia de restauración. Pese a que la propuesta no considera explícitamente que la valoración del patrimonio puede ocurrir también en la revitalización de los jardines, vestigios vivos de ideas anteriores, la propuesta ganadora destaca por su sensibilidad histórica, la que se refleja en intervenciones sencillas pero radicales que dan nuevos significados al cerro mediante la asignación de nuevos nombres temáticos a los antiguos espacios y de la proposición de recorridos que implementan nuevos programas definidos en base al actual contexto urbano y al empoderado habitante del espacio público de Santiago.

Notas
(1) Acta Oficial Fallo del Jurado, CONCURSO PÚBLICO Ideas de Arquitectura y Diseño para la “Restauración y Puesta en Valor del Cerro Santa Lucía” (12 Mar. 2015).

(2) Benjamín Vicuña Mackenna, “Introducción. Descripción Jeneral,” Álbum del Santa Lucía. Colección de las Principales Vistas, Monumentos, Jardines, Estatuas y Obras de Arte de este Paseo (Santiago: Imprenta de la Librería del Mercurio, 1874), iv-xvii.

Leyenda Imágenes
(1) Hume & Walker, "No.10. Carriage Drive" en Souvenir of Santa Lucia Hill, Santiago, Chile (Santiago, Librería Inglesa, n.d.)
(2) Hume & Walker, "No.14. Archway and Steps leading to Chapel Burial Place of Vicuña Mackenna" en Souvenir of Santa Lucia Hill, Santiago, Chile (Santiago, Librería Inglesa, n.d.)
(3) Hume & Walker, "No. 20. Santiago from Santa Lucía Hill (Cathedral, Santo Domingo and Merced Churches)" en Souvenir of Santa Lucia Hill, Santiago, Chile (Santiago, Librería Inglesa, n.d.)
(4) Jadue - Livingstone + Juan Hurtado - Patricio Huidobro, Axonométrica Muro Perimetral y Construcciones / Axonométrica Senderos Propuestos [fragmento Lámina 03] (2015)
(5) Jadue - Livingstone + Juan Hurtado - Patricio Huidobro, Isométrica Cerro Santa Lucía (2015)

 
 

Futuriza: Panorama y Materia

Si quieres acceder a otras columnas de esta sección
haz click aquí