La Quinta Normal de Agricultura · Santiago, 2015

LOF·drone para LOFscapes
(Video: Camila Romero I. / Edición y Fotografía: Verónica Aguirre L. / Texto: Romy Hecht M.)
18.06.2015

 

Todo habitante o visitante de Santiago que ha pasado por la Quinta Normal podrá coincidir con que se trata de un espacio único para el encuentro social y cultural. No en vano nuestro recuerdo suele estar asociado a actividades que desarrollamos en este sitio: paseos en bote en la laguna, visitas al Museo de Historia Natural, picnics en alguno de sus rincones o visitas breves y esporádicas que nos permiten recorrer alguno de sus añosos senderos.

Sin embargo, una mirada aérea nos permite recordar la complejidad de este sitio, que fue fundado en 1841 –y no en 1842 como se establece en su puerta de acceso por Av. Matucana– con el fin de, primero, desplegar las posibilidades de la agricultura para proveer una calidad de vida digna a los habitantes del país; segundo, mejorar la producción agrícola y ganadera local, expandiendo los logros a partir de una educación formalizada, a desarrollarse bajo el formato de un instituto experimental en el mismo sitio; tercero, aclimatar, cultivar y propagar especies nativas y foráneas; y cuarto, establecer a través de la composición del terreno una tipología de paisaje replicable en otros contextos equivalentes del valle central.

La monumentalidad de sus árboles de majestuoso tamaño, su particular belleza y forma y rareza botánica, su organización en áreas definidas que los agrupan de acuerdo a compatibilidad entre especies o diversidad de las mismas y/o alineados bajo el formato de bulevares –o alamedas­, como solemos llamar a estas avenidas bordeadas por individuos, aún cuando no sean álamos– nos recuerdan que este sitio, que hoy insistimos en llamar parque, fue el resultado de la ejecución de estrategias de plantación experimental a gran escala (1).

Nota
(1) Afirmaciones en proceso y derivadas de la investigación interdisciplinaria en temas de humanidades (en curso) El Patrimonio Vegetal de la Quinta Normal de Agricultura, 1851 vs 2014 de Hecht y Paulina Fernández (P. Universidad Católica de Chile, 2014-2016).