LOFscapes: Representaciones Posibles de la Larga Duración del Paisaje

(Videos: Camila Romero I., Joaquín Cerda D., Francisca Salas P. / Edición: Verónica Aguirre L. / Musicalización: Francisco Pérez F. / Texto: LOFscapes)
13.08.2015

Este video, editado a partir de una selección de nuestras publicaciones en estos cuatro meses al aire, suscribe la visión disciplinar contemporánea que establece a la longue durée como condición intrínseca del paisaje: éste no puede ser capturado en un solo momento, pues siempre está llegando a ser algo, coleccionando sus procesos de ideación, materialización, crecimiento y decadencia. Y si bien la larga duración del paisaje es reconocible en sus transformaciones espaciales, programáticas y/o materiales a lo largo del tiempo, una de las principales dificultades hoy es, precisamente, la formulación de técnicas de mapeo capaces de dar cuenta de las complejidades de paisajes siempre en proceso.

Se propone entonces que pese a que el espacio de un mapa y de una fotografía están adaptados para mostrar con gran precisión los detalles visibles de un lugar, no por ello logran transmitir las realidades de su emplazamiento, las narrativas derivadas de la historia de su propia configuración, sus cualidades materiales o incluso la sensación física de estar ahí. Es por esto que les presentamos tres tipos de representación dinámica que intentan completar la visualización de la larga duración del paisaje: desde la bicicleta y su recorrido en movimiento, desde la proyección de imágenes bidimensionales sobre una maqueta que provoca y permite su tridimensionalización, y desde el vuelo de un drone.

Atendiendo particularmente a la novedad de la visualización aérea que nos ofrecen los drones o vehículos aéreos tripulados en forma remota, nos centramos en este tipo de representación pues, a diferencia de las abstracciones de las fotografías enlazadas de Google Earth o de los puntos de vista registrados por webcams, los dronescapes construidos ofrecen al tripulante virtual, de manera inmediata y todas las veces posibles y/o necesarias, la distancia precisa para volver a mirar nuestros territorios y así evaluar lo que hemos hecho de ellos.

Reconocimiento. Táctica. Estrategia. Estas tres acciones que sintetizan los mecanismos para tomar control en un campo de batalla definen las representaciones emanadas de los drones, las cuales se presentan aquí como oportunidades de presentar al paisaje como un todo que necesita ser explorado, revelado y proyectado. Es así como a través de este trabajo sistemático de cuatro meses hemos intentado abrir la discusión sobre las posibilidades que ofrecen las visiones registradas por drones para representar la complejidad de la experiencia perceptual, donde se revela una condición de dominio que establece nuevas relaciones entre nuestras experiencias ‘físicas’ y ‘mentales’ de un lugar.