Ruta del Centenario · Parque Forestal

CICLO·RUTAS
Francisca Salas P. para LOFscapes
(Mapa y Fotografía: Francisca Salas P.)
24.09.2015


En el Mes de la Patria los invitamos a recorrer el Parque Forestal tanto desde su rol articulador de aquellos hitos urbanos representativos de la celebración del Centenario de la Independencia de Chile como desde su condición de pieza urbana que reinterpreta la ribera sur del Río Mapocho.

Para celebrar los cien años de la Independencia de Chile se conformó la Comisión Centenario de la República, cuyo objetivo fue organizar un programa de actividades culturales y gestionar proyectos capaces de resaltar los atributos de la ciudad y propiciar su embellecimiento. En este contexto y a modo de homenaje fueron donados una serie de monumentos por parte de países extranjeros, y se inauguraron proyectos urbanos que definieron el carácter y estructura organizativa de la ciudad, proyectando, al mismo tiempo, su crecimiento y desarrollo. Dentro de dichos proyectos se encuentran la ejecución de un nuevo sistema de alcantarillado y alumbrado público, la canalización del Mapocho y la inauguración de las estaciones Mapocho y Pirque y del Palacio de Bellas Artes, entre otros (1).

En esta nueva ciclo·ruta los invitamos a recorrer el Parque Forestal tanto desde su rol articulador de aquellos hitos urbanos representativos de la celebración del Centenario como desde su condición de pieza urbana que reinterpreta la ribera sur del río.

Comenzamos nuestro recorrido de 1,9 km en Plaza Italia, área de frontera entre las comunas de Santiago y Providencia y donde se emplaza el Monumento al Genio de la Libertad, obra del escultor escultor italiano Roberto Negri, donada por la colonia italiana en 1910. Este sector, además de ser un punto de conexión entre las zonas oriente y poniente de la ciudad, se constituyó en el punto de articulación entre la nueva red de alcantarillado y el Río Mapocho (2). Hacia el sur se encontraba la Estación Pirque, que conectaba el sector sur del valle y cuya ausencia marca hoy el comienzo del conocido parque Bustamante.

Continuando en dirección poniente, en la intersección con la calle Irene de Morales, nos encontramos, de forma casi inmediata, con la reconocida Fuente Alemana, obra del escultor Agustín Eberline que fue donada a Chile por la colonia homónima en el Centenario. Dicho monumento es representativo de la República de Chile al conjugar las actividades productivas de la pesca, minería y agricultura.

Al recorrer el parque diseñado por el francés Georges Dubois nos enfrentamos, hacia el poniente, con el Palacio de Bellas Artes, obra de estilo neoclásico diseñada por el arquitecto Emile Jecquier que emerge como un hito urbano dentro del parque y como una pausa en el recorrido dada su monumentalidad. Frente al museo se encuentra el Monumento a la Gloria, donado a su vez por la Colonia Francesa.

Entre hileras de plátanos orientales (Platanus x acerifolia), nuestro recorrido termina en el encuentro con la Estación Mapocho de los Ferrocarriles del Estado, que en la actualidad recibe el nombre de Centro Cultural Estación Mapocho. Su diseño de estilo neoclásico también estuvo a cargo de Jecquier y junto con la Estación Pirque conectaba al valle con el sur y norte del país respectivamente. Ella define el término del Parque Forestal y el comienzo del actual Parque de los Reyes, el cual en 1910 tenía por nombre Parque Centenario.

Nuestro recorrido entonces posiciona al Parque Forestal como una infraestructura de soporte de una serie de hitos urbanos que rememoran la historia y configuración de la ciudad, al mismo tiempo que su ubicación estratégica como extensión y reinterpretación del borde sur del Mapocho y su conexión con calles y avenidas estructurantes de la ciudad –tales como José Miguel de la Barra, Santa Lucía, Pío Nono y Recoleta– permiten la conexión con hitos urbanos como los cerros Santa Lucía, San Cristóbal y Blanco, el Cementerio General y la Alameda, por mencionar sólo algunos (3).

Es así como nuestro recorrido nos permite, una vez más, evaluar la noción de infraestructura y su estrecha relación con la configuración del paisaje urbano al convertirse, tal como lo señala Anita Berrizbeitia, en “una operación que combina diferentes tipos de espacios… Como una operación funciona de manera estratégica para crear las condiciones para eventos futuros, en lugar de una comprensión convencional de infraestructura como un artefacto que existe por el bien de un programa técnico. Es a través de esta función combinatoria que las operaciones de infraestructura tiene el potencial de mediar entre la arquitectura y el paisaje con el fin de contribuir a la re-conceptualización de la esfera urbana” (4).

Images © Francisca Salas P. para LOFscapes


Notas
(1) Fernando Pérez, José Rosas y Luis Valenzuela, “Aguas del Centenario,” ARQ 60 (Julio 2005), p.72-74.(2) Pérez, Rosas y Valenzuela, p.73.
(3) Ver mapa de ruta adjunto © Francisca Salas P. para LOFscapes
(4) Anita Berrizbeitia y Linda Pollak, Inside Outside: between Architecture and Landscape (Gloucester, Mass.: Rockport Publishers, 1999), p.152-53.

Leyenda Imágenes
(1) Museo de Bellas Artes © Francisca Salas P. para LOFscapes
(2) Paseo Parque Forestal © Francisca Salas P. para LOFscapes
(3) Monumento a la Gloria © Francisca Salas P. para LOFscapes

(4) Jardines Museo de Arte Contemporáneo © Francisca Salas P. para LOFscapes
(5) Centro Cultural Estación Mapocho © Francisca Salas P. para LOFscapes
(6) Centro Cultural Estación Mapocho © Francisca Salas P. para LOFscapes