Desbordes: Entre la Escasez y la Abundancia

Sebastian Worm para LOFscapes
23.08.2016


Una vez al año, principalmente durante el mes de febrero y debido a un fenómeno climático de lluvias abundantes propio de la región alto-andina, el río San José de Arica desborda en el mar, trayendo consigo una importante cantidad de sedimentos que regulan el ciclo biológico de cientos de tortugas y aves que habitan la zona de la desembocadura. En su paso por la ciudad, tan breve como un carnaval, celebra su llegada y remarca su lugar.


La zona del extremo norte de Chile conocida como la costa fértil, corresponde a un sector extenso caracterizado por quebradas con desembocaduras de ríos que atraviesan el desierto, formando “biomas de oasis” como Lluta, Azapa, Vítor, Camarones y Tana. Esta macro-zona es de especial interés en las rutas migratorias de aves, pues representan los puntos de descanso o alimentación, antes y después de atravesar el desierto chileno.

La ciudad de Arica se encuentra ubicada en el último tramo de uno de estos oasis en su camino hacia el mar, específicamente en la desembocadura del río San José de Azapa. Este último tramo urbano del río es un corredor natural actualmente poco perceptible, “producto de acumulaciones de procesos culturales y necesidades urbanas que suele ocurrir junto a infraestructuras de transporte, servidumbres de electricidad, desmontaje industrial y ríos urbanos” (1). En su paso por la ciudad es atravesado por diferentes tipos de infraestructura vial. Primero, dos líneas férreas: una que cubre el tramo de Arica–Tacna y otra que cubre el de Arica–La Paz. En segundo término, dos autopistas de interés nacional que circundan la ciudad y la conectan con los dos centros urbanos más cercanos, el de Tacna hacia el norte e Iquique hacia el sur. Finalmente, se distinguen cuatro calles de la trama urbana y cinco puentes peatonales, además de un oleoducto boliviano y servicios de agua bajo dichos puentes.

Con un total aproximado de 239 000 habitantes (sumado a una gran cantidad de población flotante), Arica es la ciudad chilena con la menor relación de espacio público por persona. El interés de este escrito está en la búsqueda de un replanteamiento de la relación entre las riberas del río San José de Arica y los bordes de la ciudad con el mismo nombre. Ocurre que esta zona debiera pertenecer a la red de espacios públicos de la ciudad, integrando sus partes tanto en recorridos longitudinales como en traspasos transversales y puntos de detención como tambos y canchas, consolidándola como un auténtico corredor natural que conecta al valle de Azapa con el océano y a la ciudad con su geografía, fuertemente contrastada entre la escasez del recurso hídrico y la condición de oasis propia de los valles.

En la actualidad los bordes del San José urbano se encuentran irregularmente poblados y bajo riesgo de desprendimientos ante las estivales bajadas del río asociadas al fenómeno climático de El Niño y a las lluvias al interior de la región, conocidas popularmente como el invierno boliviano. El régimen de bajadas y el estudio de los períodos de retorno, superpuesto a las zonas hoy pobladas, arrojan información imprescindible para diseñar una adecuada relación entre habitantes y paisaje con el fin de establecer un pivote para mejorar la calidad de vida y conectividad de un gran número de personas que hoy habita y circula en las riberas.

La complejidad de producir unidad a lo largo del río radica en cómo abrir una huella que conecte las estancias entre fondos de sitio y que convierta a las riberas en un lugar de culto y encuentro de las personas con el paisaje, al mismo tiempo que sea un soporte urbano y límite de los desbordes, protegiendo ciudad y paisaje a partir de la ejecución de una correcta interpretación de la normativa urbana de las riberas, que se establecen como espacio natural y de uso exclusivo como áreas libres y que pueden destinarse a su vez al desarrollo de áreas verdes/espacio público. Para conceptualizar tales eventos es necesario decir que “la urbanidad nace de la multiplicidad de encuentros y esa multiplicidad exige cantidad y diversidad de ellos” (2).

Ningún proyecto que aspire a reformar el lugar conseguirá un espacio real mientras su contacto con el borde del río derive en una condición deteriorada. Hoy, la falta de unidad entre la ribera y la ciudad bloquea la aparición de alternativas razonables de integración urbana. El nuevo proyecto de parque-humedal en la desembocadura, identificada como zona cero, permanece como un lugar de cruce e inicio de una ruta que relaciona a la cultura y al paisaje. Sus parámetros de diseño se encuentran fuertemente influenciados por el arquitecto y urbanista Manuel de Solà-Morales, cuando señala que “con el fin de intervenir en la ciudad contemporánea quizás sea bueno añadir, complicar, insistir. Acumulando estratos. Superponiendo lenguajes y referencias. Multiplicando trazas aunque pudieran parecer incompatibles, provocando vecindarios insólitos” que consideren tanto al paisaje como a la ciudad (3).

 
Sebastian Worm es Arquitecto de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2016). El texto es un extracto de la memoria del proyecto — guiada por Arturo Lyon G. — para obtener el título profesional: “Reconocimiento del Borde del Río San José por Parte de la Trama Urbana de Arica”.


Notas:
(1) Karl Kullmann, “Thin Parks / Thick Edges: Towards a Linear Park Typology for (post)Infrastructural Sites”, Journal of Landscape Architecture: Jola (2011), pp. 70–81.
(2) Ver Solà-Morales i Rubió, De Cosas Urbanas (Barcelona: Gustavo Gili, 2008).
(3) Ver Solà-Morales i Rubió, Ciudades, Esquinas (Barcelona: Forum, 2004).

Leyenda Imágenes:
(1) Flora y Fauna local © Sebastian Worm para LOFscapes
(2) Sistema hídrico y manejo de aguas para la ciudad de Arica © Sebastian Worm para LOFscapes
(3) Máxima acumulación de sedimentos en el año durante bajada de río San José  © Sebastian Worm para LOFscapes
(4) Plantas parque humedal propuesto en desembocadura del río San José © Sebastian Worm para LOFscapes
(5) Cortes parque humedal propuesto en desembocadura del río San José © Sebastian Worm para LOFscapes
(6) Vistas parque humedal propuesto en desembocadura del río San José © Sebastian Worm para LOFscapes
(7) Mapeo períodos de retorno - vegetación - sitios eriazos - equipamiento urbano © Sebastian Worm para LOFscapes
(8) Sitios de interés en circuito ciclístico - peatonal © Sebastian Worm para LOFscapes

Bibliografía recomendada: Schlomo Aronson, Aridscapes: Proyectar en Tierras Ásperas y Frágiles = Designing in Harsh and Fragile Lands (Barcelona: Gustavo Gili, 2008) · Francesco Careri, Walkscapes: el Andar como Práctica Estética (Barcelona: Gustavo Gili, 2003) · María Cristina Ferrer Tagle, Diseño de un Corredor Ecológico en Arica para la Recuperación del Cauce Urbano del río San José (Santiago, 2013) · Helene Izembart, Waterscapes: el Tratamiento de Aguas Residuales mediante Sistemas Vegetales = Using Plant Systems to Treat Wastewater (Barcelona: Gustavo Gili, 2003) · John C. Krieg, Desert Landscape Architecture (New York: CRC Press, 1999) · Ian Mc Harg, Design with Nature (Barcelona: Gustavo Gili, 2000 [1969]).