Imaginario del Paisaje Cultural y Patrimonial de Frutillar, Chile: Una lectura en Tres Tiempos

Gloria Saravia Ortiz para LOFscapes
24.01.2017


Como legado pretérito que configura identidad, el paisaje de Frutillar está en riesgo, producto de la interferencia e impacto negativo en múltiples aspectos que estructuran su sistema, como por ejemplo, la lenta desaparición del patrimonio arquitectónico y natural. El proyecto de investigación liderado por la columnista invitada de esta semana pone en valor memoria e identidad paisajística de Frutillar a través de la construcción de un imaginario: un elogio al paisaje desde sus aspectos visibles y desde aquellos que, comúnmente olvidados, develan la belleza oculta de paisajes que no conocemos. 
 

El paisaje abraza en su conjunto la extraordinaria herencia de un sistema complejo que cruza aspectos arquitectónicos, geográficos, naturales y culturales a lo largo de la historia; en este contexto, el paisaje dibuja y contiene la traza fundacional de la estructura cultural y patrimonial de un determinado territorio. Se observa así como legado pretérito que configuraidentidad (1), destacando que para comprender, definir y promover una lectura completa del sistema paisajístico, no sólo es importante incorporar lo existente, sino también los trazos olvidados, las huellas aún latentes y los fragmentos o piezas ignoradas como claves en la configuración de un imaginario del mismo.

Desde esta premisa el proyecto de investigación en torno al paisaje de la comuna de Frutillar, en la Región de Los Lagos, se ha planteado desde sus inicios en el año 2015 como instancia de reflexión teórica, crítica y proyectual hacia la recuperación de un paisaje en riesgo producto de la interferencia e impacto negativo enmúltiples aspectos que estructuran su sistema, como la sobre-explotación urbana y rural, la fragilidad natural y ecológica, la aparición de espacios degradados e ignorados y la lenta pero continua desaparición de su patrimonio arquitectónico y natural; factores que desestabilizan el paisaje, generando vulnerabilidad. 

Con el apoyo del Programa Puentes UC, de la Municipalidad de Frutillar y la Fundación Plades, considerando la dedicación y entusiasta trabajo de estudiantes de la Escuela de Arquitectura PUC de los Talleres de Investigación del 2º semestre 2015 y 2º semestre 2016, la investigación se organiza en tres líneas de trabajo metafóricamente definidas como ‘tres tiempos’ en la lectura totalitaria del paisaje. Cada uno de ellos es entendido no sólo como sistema de medida, diferenciación y velocidad, sino también de cualificación yrepresentación del carácter y los matices de la particular atmósfera del paisaje de Frutillar (2): a) Allegro: Frutillar Bajo, b) Andante: Frutillar Alto, c) Adagio: Frutillar Rural. Se conforma así el pentagrama del paisaje que permite leerlo en sus altos y bajos, desde sus silencios y desde sus pausas actuales e históricas, siendo la labor de nuestro imaginario construir una melodía reconocible que intenta ser articulada en todos sus movimientos.

Al considerar los requerimientos y dificultades de la Comuna de Frutillar, la ausencia de registro sistematizado y de material documental, como aspectos asociados a la tangible fragilidad de la idea de paisaje, se planteó como objetivo primero y fundamental la generación de registros, catalogación y elaboración de material gráfico, teórico y planimétrico; parámetros de conservación de la memoria e identidad paisajística de la zona. Se han generado así interpretaciones cualitativas y comparativas de la idea del paisaje deFrutillar, componiendo un imaginario que articula los tres tiempos como una melodía unitaria, compleja y diversa desde la realidad física y su representación cultural; considerando igualmente la percepción social, geográfica y también su interpretación inmaterial (3).

Una lectura cuidadosa del paisaje cultural y patrimonial implica poner el foco de visualización en una panorámica mayor, dando cuenta que la riqueza del mismo sólo se evidencia en el cruce de sus múltiples capas y en cada uno de sus fragmentos, lo cual implica valorizar aquello que está velado en la ruralidad, relegado y muchas veces ajeno a la acotada estructura definida al día de hoy como patrimonial (4). El paisaje rural representa muchas veces la parte más vulnerable del territorio, sin embargo, estas áreas aún activas a través de los cultivos y las prácticas agrícolas tradicionales han plasmado una imagen histórica del territorio, confiriéndole una identidad digna de ser rescatada, manifestada en arquitecturas que tienen la capacidad de evocar y revelar un paisaje (5), en pertenencia con la geografía y desde un anclaje cultural, donde resuenan las memorias del contexto modificado.

La configuración de un imaginario que define la identidad paisajística entiende así los matices y las discontinuidades como parte del sistema, y promueve una lectura completa ampliando el espectro, al incorporar piezas que hoy ignoradas, forman parte fundamental de su configuración. Reconocer las claves y evidencias del paisaje, implica incluir en el imaginario las zonas más desfavorecidas; más aún, considerando que la mayoría de inversiones públicas y privadas en ámbitos de patrimonio u otros aspectos de conservación y/o restauración,  están dirigidas al área de Frutillar Bajo, ícono del turismo de la comuna.

Esta propuesta reconoce y pone en valor desde la investigación y su registro como herramienta de sistematización, la importancia de salvaguardar la memoria y la identidad paisajística de Frutillar, bases de su cultura y patrimonio, desde la construcción de un imaginario que es un elogio al paisaje en sus aspectos visibles, y también en aquellos que, comúnmente olvidados, develan la belleza oculta de paisajes que no conocemos. 

Más información en los portales Paisaje Patrimonial y Cultural de la Zona Típica de Frutillar <http://tallerinvestigacion.wixsite.com/frutillar> y Activando el Paisaje de Frutillar Alto   http://frutillaralto.wixsite.com/arq-uc

La exposición del trabajo realizado durante el 2º semestre del 2016 y el correspondiente Plan Maestro propuesto por el Taller de Investigación de la Escuela de Arquitectura PUC, se titula “Activando el Paisaje de Frutillar Alto. Tejiendo Preexistencias” y puede ser visitada hasta el 28 de febrero del 2017 en el Museo Colonial Alemán de Frutillar de lunes a domingo entre 9:00 y 19:30 hrs.

Gloria Saravia Ortiz es Arquitecto (PhD), Profesora de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Directora de la Exposición Interdisciplinar FADEU Work in Progress, cuya temática expositiva 2017 es Paisaje Nacional.  


Notas:
(1) Denis Cosgrove, ‘Modernity, Community and the Landscape Idea’, Journal of Material Culture Vol.11 (2016), pp. 49–66.
(2) Mark Sullivan, The Performance of Gesture: Musical Gesture Then and Now (Illinois: University of Illinois at Urbana-Champaign, 1984).
(3) Joan Nogué, ‘Paisaje, Identidad y Globalización’, Fabrikart, Universidad del País Vasco Vol.7 (2007), pp. 136–145.
(4) La denominación de “Zona Típica” de un área de Frutillar Bajo en el año 2013 por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), generó una serie de acciones y propuestas que han facilitado mejoras y recuperación. El polígono sin embargo es limitado, y sólo considera 35 inmuebles con distintos grados de protección y/o conservación por parte del CMN, quedando la mayoría del territorio de la comuna ajenoa propuestas de activación.
(5) Elissa Rosenberg, ‘L’imagination topographique’, Les carnets du paysage 9 (2002).

Leyenda Imágenes:
(1) Museo de los Colonos Alemanes, humedal  © Gloria Saravia O. para LOFscapes
(2) Volcán Osorno, Lago Llanquihue © Gloria Saravia O. para LOFscapes
(3) Casa en abandono, Frutillar © Diego Ospina A. para LOFscapes
(4) Frutillar Bajo © Diego Ospina A. para LOFscapes