Estrecho de Magallanes en Galería Patricia Ready

EL CAMPO EXPANDIDO
Oscar Barrientos Bradasic para LOFscapes
12.06.2018

Paola Vezzani (1968), artista magallánica, expone en la Galería Patricia Ready esculturas que hablan de la esencia de la zona más austral del planeta. “La exposición aborda el tema del hito geográfico Estrecho de Magallanes como escenario para el desarrollo de múltiples capas como el paso de navegantes, habitantes milenarios en sus costas, colonizaciones dramáticas tanto en sus primeros intentos como en el asentamiento final a partir del siglo XIX en la Península de Brunsbuick” señala Vezzani. Agradecemos la gestión del crítico y artistas Mario Fonseca V. para la publicación de esta columna. 


Observemos por un instante ese fragmento de mar, con sus olas muchas veces inquietas y siempre teñidas por colores profundos, reveladores, cargados de presagio. Es el estrecho que une los dos océanos más grandes del globo y cuyo epicentro constituye el escenario mítico de los navegantes extraviados en el sueño de la locura. También se vuelve por momentos la fantasía del geómetra, la perplejidad del cartógrafo, el punto donde las brújulas desorientadas decidieron ceder su voluntad a los imperios del mito.

Y aquí están las esculturas de Paola Vezzani ingresando en esas aguas, sin olvidar que el choque de la proa contra el beso de la ola, trae consigo el apetito de la fundación. Ella construye el navío que surca el estrecho y en su arrumbar incorpora las islas que jamás bautizaron los náufragos, penínsulas que se desgajan en el arpegio mineral de las edades, golfos donde las voces ancestrales enredan su canto en las estrellas, trozos de un continente sumergido y helado que nos habita, retazos de un planeta polar. Todo ello, sumidos en la simbiosis de los materiales, en este caso, el metal propone la poética del acantilado, la madera se incrusta en el corazón vegetal del otoño, la rama ingresa en los abecedarios de la belleza.

En esta colección reparamos en sus círculos sembrados de vorágine, donde el influjo salino de las algas y la voluntad del viento por persistir en el poema del remolino, hacen uso de su ilimitado dominio. Sílaba de hierro y formidable estructura en el cual la magia libera su latido. 

Por ello, en sus esculturas los bajeles llevan velámenes geográficos donde incluso el sol olvida su progenie de astro rey y se funde con el objeto a barlovento, sorteando los odres del viento. Pero también en su conciencia mineral yace el cetáceo que se hunde en las profundidades oceánicas y luego emerge tatuado con las rutas que ofrece el atlas, haciendo gala de su sortilegio. En ese sentido, muchas de las esculturas se encuentran, de igual manera, signadas por una zoología fantástica.

Cada navío de esa flota espectral surca el océano del tiempo y en el hierro ya oxidado de sus proas viaja toda la geología de un planeta oculto.

Técnica, diálogo, epifanía, silencio, la dócil claridad de la nube, el incierto ropaje de las cosas. Así son los secretos de la forma.

Desde ahí, el faro del fin del mundo que imaginó Julio Verne se erige en su mirada, con huellas de la zozobra y la desolación, una estampa donde el paisaje se incrusta en la madera forjando el imaginario de la lontananza.

No falta a la cita la figura del naufragio que simula una enorme campana de catedral tañendo en el fondo del mar. De él veremos los vestigios en el madero, el óxido y la urgencia, todos testimonios de la tentativa de dominar las tormentas que tejen su tragedia en el alma de los caídos, pero también en el gesto de la artista.

Si el prudente Ulises enfrentó los vendavales que traducían la furia de Poseidón, sin perder jamás el sentido del regreso, aquí asistimos al retorno de una revelación, al viento redentor que trae de vuelta los ingredientes elementales, tanto telúricos como marítimos. Los materiales y su átomo de hierro le han entregado las posibilidades de este aserto, en sus navíos, en su boceto metálico señalado por el derrotero cardinal de la rosa de los vientos.

La belleza viaja con la travesía.
El océano revela su cifra secreta.
El desfiladero ingresa en el alma de la materia.

Así veo yo la misteriosa belleza de esta colección de esculturas que ha creado Paola Vezzani, un epicentro donde el estrecho de Magallanes se funde con los elementos protagonizando este universo significativo, figuras y barcos atávicos donde el designio de los mapas se nutre de la lejanía meridional. Lleguen ahora a tu mirada. 

La exposición "Estrecho de Magallanes" de la artista Paola Vezzani, se inauguró el 6 de junio, 2018, y estará abierta al público hasta el 13 de julio en la Galería Patricia Ready. El sábado 9 de junio a las 12:00 horas, habrá una visita guiada por la artista. 

Paola Vezzani (1968) Vive y trabaja en Punta Arenas, Chile. Es Escultora, Licenciada en Arte de la Universidad Católica de Chile (1994) y Postítulo “Propuestas y Técnicas Contemporáneas” (2000) por la Universidad Católica de Chile y Especialista Universitario por la Universidad Politécnica de Valencia, España (2004). Por 10 años fue docente en la Escuela de Arte UC y Subdirectora Académica (2001 a 2003). Asimismo, fue profesora visitante en Kenyon College, Ohio, EEUU, (2005-2006) también dictó un seminario de creación dirigido a artistas en la Ottawa Art School, Canadá. Como artista ha expuesto en forma individual en Chile, Canadá y Estados Unidos. De las muestras colectivas destacan la representación oficial de Chile en la Primera Bienal del Fin del Mundo en Ushuaia (2007) y haber formado parte de la exposición de arte contemporáneo chileno para Europa «Crossing Borders» (2004-2006) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. 

Óscar Barrientos (1974) Autor, novelista, poeta y profesor chileno. Se tituló de Profesor de Castellano en la Universidad Austral de Chile. En la misma casa de Estudios obtuvo un Magíster en Filología, mención Literatura Hispánica. Posteriormente cursó un Doctorado en Educación en la Universidad de Salamanca. En Valdivia perteneció al Grupo Mangosta y trabajó en la creación y difusión de la revista de literatura “Ciudad Circular.”


Leyenda Imágenes
(1) Paola Vezzani, "Rosa de los Vientos" Acero, 120 x 132 cm (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes
(2) Paola Vezzani, "Isla"  acero y madera, 172 x158 x 28 cm (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes
(3) Paola Vezzani, "Archipiélago" de la Serie Flota Subantártica, acero y madera, 180 x 80 x 31 cm (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes
(4) Árbol Faro Chica: "Faro" acero y madera 110 x 98 x 11,5 cm (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes
(5) Paola Vezzani, "Rueda" (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes
(6) Paola Vezzani, "Ulises" (2018) @ Vicente González Mimica para LOFscapes