El Enigmático Primer Álbum Fotográfico de Vistas de Chile

CAMPO EXPANDIDO
Verónica Aguirre L. para LOFscapes
31.07.2018


Hay una serie de Álbumes Fotográficos de Vistas de Chile de fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX conservados en Museos, Archivos Fotográficos Privados y/o Universitarios que cristalizan, a través de imágenes, la configuración de nuestro paisaje, cultura e identidad nacional. En aquel entonces, los álbumes representaron el nacimiento de una nueva y especial forma de comunicación. Chile comenzó su producción a la par del resto del mundo como método publicitario, para presentar su cultura paisajística. Actualmente, son parte de la herencia iconográfica nacional y muestran el proceso evolutivo del territorio y paisaje chileno. Sin embargo, la historia de la fotografía chilena relata que el primer álbum físico es desconocido.

There is a series of Photo Albums of Chile from the late nineteenth century to the mid-twentieth century, preserved in museums, private photographic archives and / or Universities, that crystallize through images, the national configuration of the landscape, culture and identity. In the past, albums represented the birth of a new and special form of communication. Chile began its production along with the rest of the world as an advertising method, to present its landscape culture. Currently, they are part of the national iconographic heritage and show the evolutionary process of the Chilean territory and landscape. However, the history of Chilean photography relates that the first physical album is unknown.
 

El año 1856 el fotógrafo y pintor Víctor Deroche junto al pintor de historia Augusto Beauboef presentan, en la Exposición Nacional de la Industria en Santiago, el primer Álbum Fotográfico de Chile titulado: Viaje Pintoresco a través de la República. Un año antes, la idea era concebida;para obtener apoyo, le regalaron al presidente Manuel Montt fotografías de la Catedral de Santiago y del parque de Peñalolén, proponiéndoleun álbum fotográfico de vistas con las siguientes características:

“Con sólo recorrerlo con la vista se creería uno como transportado a los mismos sitios, tanta es la fidelidad de la fotografía en el grado de perfección que nos proponemos emplearla, y ayudada con el dibujo y el colorido (a cargo de Monsieur Auguste Beauboef), la fotografía nos permite multiplicar las copias hasta donde alcancen las exigencias del público” (1).

Así, en febrero de 1856, los franceses Deroche y Beauboef embarcaron rumbo hacia el sur de Chile a concretar su trabajo fotográfico. Su primer destino fue Talcahuano y en marzo ya se encontraban en Concepción. Durante abril y mayo viajaron por la región de Nacimiento, el Biobío y la Frontera, y al regresar nuevamente a Concepción, se embarcaron de regreso a Valparaíso con un precioso cargamento de imágenes del sur del país. Al establecerse después en su estudio de Santiago, ubicado en Bandera y Huérfanos, Deroche ofreció al público las vistas y los panoramas del sur, además de colecciones de retratos humanos que también surgieron en el camino (2). Avanzando en el tiempo y volviendo al hecho que nos convoca, Deroche y Beauboef se presentaron en la Exposición Nacional de septiembre de 1856 con una colección de fotografías sobre papel de las ciudades de Constitución, Talcahuano, Concepción, Tomé, Nacimiento, Los Ángeles y Valdivia. Además, de numerosos retratos de araucanos. Este envío mereció premios y elogios del público, pero no recibió el respaldo solicitado al Gobierno (3). 

El esfuerzo, la osadía y el conocimiento técnico para realizar la obra Viaje Pintoresco a través de la República, marca un momento singular en el proceso cronológico de la fotografía y el paisaje de Chile. Si bien, hasta la actualidad, el destino del mencionado álbum y sus fotografías es desconocido, su mérito representa dos aspectos fundamentales: primero, es detonante de la proliferación de los álbumes fotográficos de Chile a nivel nacional y en el extranjero, y segundo, a través de sus imágenes inició la importante labor de un registro del estado del territorio nacional. De este modo, finalmente, más allá de la fotografía, el álbum creó una narrativa gráfica, revelando el valor del paisaje en la época de la construcción de nuestra nación y con ello de nuestra identidad.


Notas:
(1) Rodríguez, V. H. (2001). Fotógrafos en Chile durante el siglo XIX. Santiago, Chile: Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico. p.31
(2) Rodríguez, V.H (2001). Fotógrafos en Chile durante el siglo XIX. Santiago, Chile: Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico.
(3) Idem.

Leyenda Imágenes:
(1) Hume y Walker Editores, Chile al Día (1916) © MHN para LOFscapes.
(2) Hume y Walker Editores, Chile al Día (1916) © MHN para LOFscapes.
(3) Hume y Walker Editores, Paisaje del Sur en Chile al Día (1916) © MHN para LOFscapes.
(4) Félix Leblanc, Álbum Panorama de Chile, (s/f) © Cenfoto-UDP para LOFscapes.
(5) Félix Leblanc, Salto del Laja, (s/f) © Cenfoto-UDP para LOFscapes.
(6) Jorge Walton, Álbum de Santiago (1915) © MHN para LOFscapes.
(7) Odber Heffer, Vista panorámica del cerro Santa Lucía hacia el oriente (ca.1875-1880) © Cenfoto-UDP para LOFscapes.